Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los accidentes de motocicletas y bicicletas eléctricas representan casi el 30% del total de las muertes por choques y accidentes viales.

Si bien los automóviles y camiones nuevos ya incorporan herramientas de seguridad automatizada, lo cierto es que los motociclistas no tenían ninguna opción tecnológica en el mercado para aumentar su seguridad al volante.

Pero esto cambió con el nuevo producto de Ride Vision, una compañía israelí radicada en Herzlia, Israel. Uri Lavi, CEO de la compañía y también motociclista, explica las bases y principales objetivos a la hora de diseñar el nuevo sistema de seguridad.

“El sistema entero trabaja sobre la psicología de los motociclistas, y en el entendimiento de qué les será útil para entender lo que los rodea, basado en eso se construye el camino correcto y la trayectoria para avanzar”, explicó Lavi.

El dispositivo está compuesto por cámaras de gran ángulo de visión que se instalan en el frente y en la parte de atrás del vehículo. Estas permiten monitorear el espacio que rodea a la motocicleta y enviar una alerta al usuario en el caso de que sea necesario.

Los distintos tipos de alerta están codificados a través de distintos colores. Una luz naranja le indica al piloto que no puede cambiar la trayectoria. Y una luz roja intermitente le advierte que está en riesgo de una colisión frontal.

Ride Vision ya trabaja en conjunto con empresas productoras de motos, para incluir esta solución de seguridad desde la producción. Además, ya está siendo utilizado por el sistema de emergencia nacional de Israel.

 

Fuente: Aurora

Foto: Collins Law

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí