La Oficina de Protección Financiera del Consumidor de EE.UU. (CFPB) ha ordenado a Toyota Motor Credit Corporation, pagar un acuerdo de 60 millones de dólares por estafar a los clientes con esquemas de préstamos turbios que aumentaban sus pagos mensuales de préstamos impidiéndoles cancelar paquetes de productos.

Como uno de los fabricantes de automóviles más vendidos en los EE. UU., lamentablemente estos actos afectaron a muchos clientes.

Toyota Motor Credit Corporation es el brazo financiero del fabricante de automóviles japonés con sede en Estados Unidos y ofrece financiamiento a los consumidores. La empresa también ofrece productos y servicios opcionales, que generalmente se venden en paquetes.

Los productos combinados incluyen cobertura de Protección Garantizada de Activos (GAP) y Vida Crediticia y Salud Accidental (CLAH). El primero cubre la diferencia entre el monto que debe un consumidor por un préstamo para automóvil y el pago del seguro si el vehículo es robado o dañado. Este último cubre el saldo restante si un cliente fallece o queda discapacitado.

A los consumidores que sin saberlo pagaron estos paquetes les resultó casi imposible cancelarlos o se les retuvieron los reembolsos o se los calculó incorrectamente.

La agencia federal del consumidor dice que el costo promedio para el consumidor fue de entre $700 y $2,500 dólares por préstamo, lo que aumenta las ganancias de Toyota Motor Credit de la venta, al cobrar más cargos financieros sobre el mayor monto del préstamo.

Según miles de propietarios de Corolla Sedan y otros vehículos Toyota, los concesionarios mintieron acerca de que los productos eran obligatorios o, peor aún, los incluyeron sin su conocimiento.

Cuando los clientes intentaron cancelar el producto, fueron dirigidos a una «línea directa de retención» que los disuadió de realizar cancelaciones. Se pidió a los representantes que siguieran promocionando productos hasta que un cliente solicitara cancelar tres veces. A partir de aquí, se pidió a los clientes que enviaran una solicitud por escrito.

En lugar de reducir los pagos mensuales o dar el costo del reembolso directamente a los clientes, Toyota Motor Credit aplicó el monto del reembolso al capital de su préstamo. En estos casos, el reembolso sólo se devolvía cuando finalizaba el plazo del contrato de compraventa o arrendamiento.

La entidad de financiación de automóviles con sede en Estados Unidos también se basó en cálculos erróneos que dieron lugar a reembolsos incorrectos. También se descubrió que la compañía informaba falsamente que las cuentas de los clientes estaban morosas a pesar de que las unidades arrendadas habían sido devueltas. Tampoco corrigió rápidamente la información negativa enviada debido al falso informe.

Del acuerdo de 60 millones de dólares, 32 millones se entregarán a los clientes que no recibieron reembolsos por los paquetes de productos. Mientras tanto, los consumidores que intentaron cancelar su cobertura pero no tuvieron éxito recibirán $9,9 millones de dólares.

La compañía pagará más de 6 millones de dólares a los afectados por información falsa y 52.000 dólares a los consumidores que no reciban reembolsos exactos tras la cancelación. Los $12 millones restantes serán una multa civil al fondo de ayuda a las víctimas de la CFPB.

«El brazo crediticio de Toyota retuvo ilegalmente reembolsos, obligó a los prestatarios a pasar por carreras de obstáculos para cancelar servicios no deseados y empañó sus informes crediticios», dijo el director de la CFPB, Rohit Chopra.

«Dada la creciente carga que representan los pagos de préstamos para automóviles para los estadounidenses, continuaremos persiguiendo a los grandes prestamistas de automóviles que engañan a sus clientes».

Han pasado meses desde que los legisladores comenzaron a presionar a la Comisión Federal de Comercio (FTC) para proteger a los compradores de automóviles de prácticas de venta turbias. Ver este desarrollo desde el CFPB es una buena señal de movimiento.

Seguro que veremos más de esto, lo que hará que las empresas se lo piensen dos veces antes de estafar a sus clientes.

 

Fuente: Carbuzz

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí